lunes, 5 de marzo de 2007

El día después



Llevo todo el fin de semana con una sonrisa de oreja a oreja. ¿La razón? Que el martes volvimos a vencer a los intolerantes que querían erradicar esa horrible infamia que es la legalizacion de la sodomia -las lesbianas seguimos sin existir, claro- y que el jueves salimos por la puerta grande del Congreso de los Diputados. Estamos haciendo Historia. En todos los sentidos.

En los dos últimos años se ha materializado el trabajo de tanta gente que durante tanto tiempo creyó que la Igualdad era posible. La Ley de Modificacion de la Mencion Registral de Nombre y Sexo de las Personas –me gusta mucho más Ley de Identidad de Género- ha sido la última gran conquista. Estaba discutiendo con Alberto sobre esto, yo iba pensando que salvo un par de detalles donde no ha habido manera de meter mano, me refiero a la Ley de Educación donde los crucifijos de la Jerarquía Católica nos han dejado fuera, y la ultima reivindicación del colectivo transexual, que la sanidad publica recoja el proceso de reasignación sexual a nivel estatal, para que todos los hombres y mujeres transexuales puedan seguir su tratamiento dentro de la sanidad pública con todas las garantías viva donde viva, sin depender de que el partido de turno en la Comunidad de turno haya puesto en marcha una Unidad de Género, con lo que supone en la mejora de su calidad de vida.

Pero Alberto apostilló que nada de eso, que todavía queda mucho, y no solo a nivel de acción. A nivel legislativo además de esto, nos va a tocar hacer ruido sobre el tema de los seropositivos, la educación sexual, las adopciones para solteros (a ver como queda ese tema con la ley que se debatirá), la prostitución...

Yo tenia la conciencia de que estaba casi todo, matrimonio, adopción, filiación automática a las lesbianas, ley de identidad de género………… Llevamos dos años diciendo que empezamos una nueva etapa, que tenemos otros objetivos y llevamos dos años debatiendo sobre los objetivos. Es el momento de pasar a la acción y en esta acción, aunque sigue siendo necesario la accion de lideres concretos, ahora somos los miles de voluntarios activistas anonimos los que estamos llamados a empujar para que se de el cambio. Y es el momento de pedirles a todos que se impliquen.

Es decir, que la supuesta desmovilizacion que se anunciaba como se anuncia “que viene el lobo” se tiene que convertir en todo lo contrario, es ahora cuando todos y todas somos necesarios. Toca llevar el debate a la acción.

Una de estas acciones llevadas a la práctica es la Comisión de Cultura que acabamos de crear. En realidad la Comisión lleva ya funcionando más de dos años y tiene amplio trabajo demostrado, mesas redondas, las dos ediciones de Photoles cuya tercera entrega está en preparación y recientemente, la exposición "Mujeres creadoras en el mundo del cómic" que acaba de inaugurar esta mañana la Vicerrectora de Cultura de la Universidad Complutense de Madrid. Estas es una de las mejores formas de combatir la homo-trans-vihfobia que podemos usar, y para ello tenemos que buscarnos aliados y aliadas, gente que ya está trabajando, atraerlos a nuestros colectivos para bajo la union de fuerzas, seguir sensibilizando contra esa lacra que entre todos tenemos que erradicar: las diversas formas de homo-trans-vih-bi-...-fobias.

3 comentarios:

alberto dijo...

ciertamente, quedan muchos espacios de conquista, incluso de conquista jurídica. La reciente decisión del congreso acerca del ejercicio de la prostitución, con todo el debate que implica y con mucho que sea una cuestión complicada, y que yo pueda entender y admitir algunos de los argumentos "abolicionistas", deja de hecho en el mismo limbo jurídico que estaban las personas que libremente ejercen la prostitución: limbo juridico es una forma bonita de decir sin derechos laborales. Si eso no es injusticia... no sé de qué estamos hablando. En fin, un golpe, estoy pensando por ejemplo, para muchas de nuestras compañeras y militantes transexuales. Y en cuanto a los seropositivos y seropositivas, aún queda pendiente la puesta en marcha de medidas efectivas para luchar contra el estigma, por no hablar de la desastrosa política preventiva que tenemos en Madrid, que ya denunciábamos en otro blog y que debe cambiar... legislativamente, desde luego.

flor dijo...

No sé por qué algunas "feministas" se creen con derecho a representarnos. No vi a las diputadas preguntar por la casa de campo que nos parecía...

manuel dijo...

supongo que cada paso es una meta pero es verdad que a menudo cometemos el error de pensar que ya se ha conseguido todo, especialmente los que vivimos en grandes ciudades como Madrid, pero no hace falta irse muy lejos de la Gran Vía para darnos cuenta que ser maricón en Móstoles puede ser un calvario para un chaval de doce años, que sentirse preso en un cuerpo equivocado no es fácil de asimilarlo o hacerlo comprender a tus familiares y amigos si has nacido en cualquier pueblo extremeño... podríamos seguir. cada caso sería un nuevo supuesto a conquistar. es cierto que han cambiado mucho las cosas, la sociedad, pero aún así, aspectos culturales como la tradición cristiana y su interpretación integrista, contribuyen a anular este desarrollo. por eso quizá la base educativa, igualitaria y colectiva en todas las Comunidades sea el único punto de apoyo desde el que muchos ciudadanos presentes y futuros puedan empezar a construir plenamente su identidad, sin miedos, con respeto y con justicia.