miércoles, 28 de febrero de 2007

Iglesia + Foro de la Familia + Partido Popular



Ayer por la tarde, en el Congreso de los Diputados se planteó una Iniciativa legislativa popular presentada por el Foro de la Familia. ¿recuerdan? Aquellos que hicieron salir a los obispos de sus cavernas un 18 de junio a las seis de la tarde, con toa la caló que cae en Madrid en esas fechas. Fue increíble por muchas razones, entre otras porque que estos señores que no salen nunca a la calle ni contra la guerra, ni por la paz, ni apadrinan ninguna campaña de “pobreza cero”, sí salen a la calle a apoyar a aquellos que lo único que pretenden es defender un supuesto patrimonio como es el derecho a casarse, a establecer unos principios jurídicos bajo los que sustentar la convivencia de dos personas que así lo deciden libremente. Y todo esto lo argumentan desde posicionamientos religiosos. Curiosa mezcla esta de poner a Dios por testigo.

Es decir, salen a la calle a defender la desigualdad, por si no quedó claro. Cristianísima actitud.

En realidad la razón por la que ayer fue un día aciago no es realmente porque esta “organización” pretenda restar derechos, sino que un partido democrático lo defienda.

Esa es realmente la cuestión.

Porque hace dos años, había quien no lo tenía claro, quien veía inconvenientes, recordemos aquel argumento catastrofista de la destrucción más absoluta de la Sagrada Institución del Matrimonio o la ruptura de la Familia. Nada de eso se ha roto, pero aún siguen intentado mostrar que no tenemos derecho a nada de eso, dicen que lo nuestro no son matrimonios, y lo que es más grave aún, que lo nuestro no son familias (por si no os disteis cuenta, nuestras familias no están representadas en los carteles que empapelan Madrid anunciando el cheque-bebé)

Parecía que todo aquello se había quedado en un mal recuerdo, incluso hasta miembros del propio Partido Popular no solo hacen gala de su matrimonio sino que además son sus propios alcaldes los que ejercen con total entusiasmo y lo defienden con una total naturalidad.

El Partido Popular se ha convertido definitivamente en ese esperpento humano que lleva tres años siendo, un partido que va en contra de los derechos civiles más básicos, de la felicidad incluso de la de sus propios votantes y simpatizantes.

Espero que a lo largo de la semana todos aquellos miembros del Partido de la Homofobia se vayan desmarcando de la línea oficial y le pidan a su ejecutiva que reconsidere la dirección y retiren el recurso interpuesto ante el Tribunal Constitucional. Espero también que esa línea oficial se quede sola y con un poco de suerte, cuando hayan hundido al partido, se les expulse. Por que si no, los millones de gays y lesbianas, familiares y simpatizantes tendrán muy fácil decidir en las próximas elecciones quienes realmente les consideran ciudadanos y quienes simplemente quieren arrebatarles la felicidad por que si, porque no responden a su propio ideal humano.

Menos mal que todavía nos queda Celia Villalobos y María Pía Sanchez.

3 comentarios:

Lady Empowerment dijo...

Qué pena...qué pena...pero claro, por otra parte, qué esperábamos? Cómo cambiar ahora de postura, después de salir con ellos a la calle? Cómo no les iban a apoyar? Una, que tiene más moral que el alcoyano, pensaba que a lo mejor se decantarían por la abstención, pero qué va, con un par (de ovarios o pelotas, según el caso) han votado que sí a esta iniciativa "popular" que es tan de perogrullo que si no fuera por lo horroblemente homófoba que es, daría risa.
Ayer pensaba en qué pasaría por la cabeza de un parlamentario del PP de los de derechas de verdad, de los de constituyen una oposición democrática aunque silenciosa (que existen, que sí, que sí) a la hora de votar esta iniciativa.
No sé, pero creo que se sentirán tan avergonzados de tener que votar que sí por obligación y tan incómodos por apoyar algo tan esperpéntico y que se sale de toda lógica, como Inés Sastre vestida con un modelito de Aramís Fuster.
Pero no me dan pena, que conste: que se jodan, por serviles y por cobardes.

gardfield dijo...

Querida lady empowerment,
yo no creo que se arrepientan lo más mínimo. Yo creo que realmente hay ese maridaje entre pp iglesia y hazte escupir...
en un acto de masoquismo sin precedentes mi compañera ha estado leyendo aquel excelso foro de opinión (yo diría de odio) y ha encontrado frases como: "quiero concluir dirigiéndome a los homosexuales: sé que muchos de vosotros no os sentís representados por la ideología del lobby gay imbuido de ideología de género, hoy tan influyente en las posturas políticas de la mayoria gobernante..." y así continúa...
pues sí, será que estos seres nos representan más, qué cinismo, qué forma de manipular, ¡y encima se sienten discriminados! hay que tener morro... o el pp decide que no puede ni debe nutrir ideologías como esta (lo de la idología de género me pareció excelso) o seguirán vestidos de Aramís Fuster. Que se jodan!

Lady Empowerment dijo...

Ay, garfield...si pienso como tú, pero es que quiero conservar un poquito de esperanza en el género humano de derechas, al fin y al cabo convivimos con ellos: son nuestros padres, hermanos, panaderos, abogadas, strippers (seguro que también) y además, parlamentarios, así hay que ser tolerantes con ellos y darles una oportunidad. Prefiero pensar en que votan a favor de estas cosas tan de la edad media por obligación y totalmente abochornados de vergüenza propia y ajena. Y déjame imaginar que, cuando llegan a casa, el portero (recolocado en ese trabajo tras 20 años gloriosos de cabaret siendo "El pechamen de Antequera") le pone el cartel de averiado en el ascensor para quitarlo justo después de que llegue, con la lengua fuera, a su casa en el sexto piso, o que el frutero (lederón de esos guapos de caerte de espaldas),le cuela un tomate pocho de cada cuatro y que además, la controladora del parquímetro, a instancias de su mujer, reputada activista ya en desuso, le pone la multa con un solo minuto que se pase de la hora.
Y todo eso, como castigo a su miserable condición de esbirro de la cúpula del partido incapaz de rebelarse como sus dos compañeras de escaño (que ole, ole y ole) y no votar lo que realmente piensan.
Asi que, por enésima vez, que se jodan!