viernes, 4 de mayo de 2007

Yep, I´m Gay!


Se cumplen diez años de la salida del armario de Ellen Degeneres a través de su personaje Ellen Morgan. Aquello que en un principio supuso un es-cán-da-lo, la retirada de la serie de las pantallas, la retirada de los anunciantes de la cadena, la retirada de la actriz del mundo televisivo,… hoy está convertida en un icono mediático importantísimo que tanto lleva un programa diario de las mañanas de HBO como presenta los Oscars.

En estos diez años muchas cosas han cambiado en el mundo LGTB en España: los avances legales nos han reconocido como ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho, nos podemos casar, las personas transexuales tienen su dignidad reconocida y su proceso de reasignación es recogido por algunas comunidades autónomas del estado.

Si bien la vida de muchos gays ha cambiado, tenemos en las pantallas personajes que hablan abiertamente de su homosexualidad, presentadores que hacen de ello una bandera, cantantes que no tienen problemas en hablar de su homosexualidad e incluso jueces o políticos que públicamente hablan de su vida y de sus parejas.

Todo esto ha cambiado de forma sobresaliente la vida de muchos gays, la visibilidad de personas de éxito reconocido cambia la percepción que la sociedad tiene de los gays demostrando que estos están en todos los ambientes y son personas de éxito reconocido.

¿Pero que hay de las lesbianas?
En estos diez años no hay ni una sola mujer que haya salido del armario. Las lesbianas seguimos siendo completamente invisibles, tenemos más problemas para acceder a los derechos conseguidos por nuestra propia invisibilidad.

Estamos hartas. Hartas de ser invisibles, hartas de que nuestros únicos referentes sean las lesbianas de ficción de algunas series. Queremos dejar de ser producto de ficción para ser una realidad. Pedimos valentía y coraje, eso mismo que muchas de nosotras, desde el activismo tenemos, lo pedimos a tantas lesbianas del mundo de la cultura, de la política, del deporte, que a día de hoy son conocidas y muy valoradas por su trabajo y que nada tienen que perder, que se defienden del adjetivo lésbico como si de un insulto horrible se tratara.

La imagen colectiva de una lesbiana sigue siendo producto del porno para heteros, la diversidad lésbica sigue siendo desconocida fuera del ambiente.

Necesitamos que cambien las cosas, y que cambien ya. Estamos hartas.

9 comentarios:

Conectada dijo...

"En estos diez años no hay ni una sola mujer que haya salido del armario"

Algunas sí que hemos salido, lo que pasa es que no somos famosas como para salir por la tele.

Y así a bote pronto se me ocurren Inma Serrano o Chelo García Cortés del mundo del famoseo.

Tampoco hay que ser tan negativas. Pasito a pasito.

Cultura Lesbiana dijo...

Hola, nos ha gustado mucho este artículo ("Yep, I'm Gay!") y queríamos pedir permiso para publicarlo junto a otro más ("The L Word:Esa temible palabra") en nuestro blog, con el crédito correspondiente. ¿Es posible?

COGAM dijo...

Claro, podéis copiar todo lo que queráis indicando el origen.
Muchas gracias.

Cultura Lesbiana dijo...

¡Excelente! Muchas gracias ;D

Blues dijo...

Pues si, hay que hacerse oir, si bien es verdad que el lesbianismo esta teoricamente "mejor" aceptado socialmente que la homosexualidad entre dos hombres... Estoy con vosotras.

Ariadna dijo...

Hum... el lesbianismo es desde luego algo ams desconocido. No conozco a ninguna lesbiana. Ni personalmente, ni de vista, ni conocida. Lesbiana "fuera del armario" me refiero por supuesto. Pero sin embargo ¿hombres gays? Muchos.

¿Sois las lesbianas mas castigadas que ellos desde la sociedad? ¿Mas criticadas? Si no es asi... ¿por que cuesta mas dejar de mantenerlo escondido?

el pato dijo...

Me pregunto exactamente lo mismo, por qué nos cuesta tanto decir "soy lesbiana", ni que estuvieramos reconociendo una enfermadad, jajajajaja. ¿Por que los hombres sienten el orgullo gay y nosotras las mujeres no? ¿Ni en esto vamos a ser iguales?

frantic dijo...

No termino de estar de acuerdo con "Conectada". Sí que es cierto que poco a poco se va saliendo pero no es fácil encontrar referentes. Prueba de ello es que Amnistía Internacional, para su campaña "La homofobia arruina vidas. No lo permitas" pudo contar con Nacho Duato y Jesús Vázquez como imagen representativa de gays, pero tuvo que conformarse con un personaje de ficción ("Maca" de "Hospital Central") como imagen representativa de lesbiana ya que ninguna lesbiana famosa se prestó a ello. Me parece muy triste.

Luisa Notario dijo...

Estoy completamente de acuerdo con el texto de COGAM.

La visibilidad de las mujeres lesbianas no tiene nada que ver con la de nuestros compañeros.

Somos mujeres y somos homosexuales.

Un ejemplo es el uso del término gay como un genérico, y la palabra gay nos excluye. Orgullo gay, movimiento gay, lobby gay.

Los medios de comunicación cuando se refieren a nosotras hablan de gays y no somos gays, somos LESBIANAS. No es tan difícil.

Luisa Notario